El camino total

cristian-newman-85107-unsplash

“Durante una crisis depresiva o de angustia tremendamente profunda, intentar resolver problemas matemáticos, realizar un aprendizaje cualquiera (bailar, conducir, pintar) o desarrollar cualquier rutina que parece ya imposible de realizar repitiéndose todo el rato mentalmente “sin fe y sin metas” no sólo le permitirá a usted cumplir todos los pasos necesarios de esas acciones sin dejarse llevar por la falta de resultados inmediatos, sino que después de un breve tiempo le hará sentir como pocas otras técnicas la vida palpitando por debajo de toda la hojarasca cultural y psicológica de nuestro tiempo.

La verdadera vida sólo brota cuando uno ya no actúa con fe, sino llevado por sus propios músculos, sus nervios, sus huesos vivos, como el tigre corre, caza y come no por tener fe, ni creer en Dios, ni creerse el gran Narciso de la Autoestima, ni por sentirse más que otros tigres, sino por estar simplemente vivo, ni siquiera “lleno de vida”, tan sólo vivo, y hasta quizá herido y con los días contados, pero vivo. Es muy difícil matar la vida. Es muy fácil dejarse llevar por ella hacia el cumplimento de las funciones de la vida, si uno deja de aferrarse a las estupideces que le ofrecen en los escaparates de la fe y se entrega a ella, a la vida, sin fe, pero con toda el alma, como un suicida que no buscara matar su cuerpo, sino su ego, su narcisismo y su fantasía”.
Salvador Benesdra. El Camino Total. Técnicas no ingenuas de autoayuda para gente en crisis en tiempos de cambio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s